top of page
  • Foto del escritorBlimsa

¿Qué es la Contaminación Química y cómo podemos evitarla?

La Contaminación química es la alteración nociva del estado natural de un medio como consecuencia de la introducción de un agente totalmente ajeno a ese medio causando inestabilidad, desorden, daño o malestar en un ecosistema, en el medio físico o en una persona.

Resulta indispensable tener conocimiento acerca de cuáles son los agentes que colaboran en el proceso de contaminación ambiental, es por eso que te los enlistamos aquí:


· Gases, vapores y humos.

· Minerales de asbestos, sustancias contaminantes adsorbidas a partículas sólidas, sólidos en suspensión y también los polvos (los últimos dos con carácter transitorio entre sólido y gaseoso).

· Todo tipo de sustancia liquida que puede causar daños para la salud incluyendo todo tipo de combustible que puede destruir ecosistemas o recursos hídricos en general y que pueden afectar finalmente también el ser humano.


Los líquidos pueden ser liberados al medio ambiente en forma controlada / intencional o en forma incontrolada.


Los contaminantes químicos pueden provocar daños de forma inmediata, a corto plazo o por exposición prolongada. Por ello, es importante la prevención con el objetivo de evitar o disminuir los efectos negativos del agente contaminante sobre el área o ser afectado.

Para ayudar a reducir este tipo de contaminación ambiental, las medidas que podemos seguir son:

· Dotar de equipos y protección a las personas que se mantienen en contacto constante con este tipo de sustancias (como trabajadores de industrias químicas)

· Medir y controlar las sustancias contaminantes en el medio ambiente

· Diseñar protocolos de actuación en caso de situaciones de alarma


Aunque no lo creas, en tus actividades diarias estás expuesto a todo tipo de agentes contaminantes. Por este motivo resulta indispensable evitar su aumento y mantenernos alerta ante cualquier signo que podamos empezar a desarrollar y que pueda afectar nuestra salud.


La contaminación química es una de las más peligrosas, por lo tanto, es muy importante informarse y tener conocimientos acerca de cómo actuar ante situaciones de emergencia.


La contaminación química es un problema ambiental global que afecta tanto a los ecosistemas naturales como a la salud humana. Además de los agentes contaminantes mencionados en el artículo, es importante tener en cuenta otros tipos de contaminantes químicos comunes y sus fuentes:


  1. Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs): Son sustancias químicas orgánicas que persisten en el ambiente durante largos períodos de tiempo y se acumulan en los tejidos de los organismos vivos. Ejemplos incluyen los pesticidas organoclorados, como el DDT, y los bifenilos policlorados (PCB), utilizados en productos industriales.

  2. Metales Pesados: Estos incluyen el plomo, mercurio, cadmio, cromo y níquel, entre otros. Provienen de actividades industriales, minería, vertederos y la combustión de combustibles fósiles. Estos metales pueden acumularse en el suelo, el agua y los alimentos, causando graves problemas de salud en humanos y animales.

  3. Compuestos Volátiles Orgánicos (VOCs): Son sustancias químicas orgánicas que pueden evaporarse fácilmente a temperatura ambiente y contribuyen a la formación de smog y ozono troposférico. Se liberan de productos como pinturas, solventes, productos de limpieza, combustibles y productos de cuidado personal.

  4. Contaminantes Emergentes: Son sustancias químicas sintéticas o naturales que recientemente han sido detectadas en el medio ambiente, como los productos farmacéuticos, productos de cuidado personal, productos químicos industriales y hormonas artificiales. Estos contaminantes pueden tener efectos desconocidos en la salud humana y el medio ambiente.

  5. Plaguicidas y Herbicidas: Utilizados en la agricultura para controlar plagas y malezas, estos productos químicos pueden contaminar el suelo, el agua y los alimentos, afectando la biodiversidad y la salud humana.

Además de las medidas de prevención mencionadas, como dotar de equipos de protección, medir y controlar sustancias contaminantes y diseñar protocolos de actuación, existen otras acciones que pueden ayudar a reducir la contaminación química:


  • Promover el uso de tecnologías limpias: Fomentar el desarrollo y la implementación de tecnologías más limpias en las industrias para reducir la emisión de contaminantes químicos.

  • Fomentar prácticas agrícolas sostenibles: Promover el uso de métodos agrícolas sostenibles que reduzcan la dependencia de plaguicidas y herbicidas químicos.

  • Fomentar el reciclaje y la gestión adecuada de residuos: Promover la separación en origen, el reciclaje y la gestión adecuada de residuos químicos para evitar su liberación al medio ambiente.


En Blimsa, entendemos la importancia de abordar la contaminación química de manera integral y estamos comprometidos a proporcionar soluciones de limpieza que contribuyan a la protección del medio ambiente y la salud pública. Nuestros servicios de Limpieza Empresarial e Industrial se realizan con los más altos estándares de seguridad y calidad para garantizar la salud y el bienestar de nuestros clientes y el medio ambiente.


Tal vez te puede interesar leer El Camino hacia la Sostenibilidad Empresarial


68 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page